Las canciones de cuna

Las canciones de cuna

Las canciones de cuna usualmente son vistas como una forma de hacer que los niños se duerman plácidamente. Sin embargo, este recurso melodioso es mucho más que eso si tomamos en cuenta que las también conocidas como nanas, forman parte relevante en el desarrollo de los pequeños, además de ser una vivencia que les aporta beneficios significativos.

Beneficios de las canciones de cunas para los niños

Científicamente se han comprobado los efectos positivos que la música tiene en la vida y el crecimiento de los bebés. Entre los más destacados aportes que las canciones de cuna ofrecen a los infantes están los siguientes:

Proporcionan calma y tranquilidad a los niños

Las nanas son una alternativa ideal para proporcionarle calma a los pequeños.

De acuerdo a los estudios realizados, se piensa que el patrón del ritmo que presentan las canciones para niños se parece mucho a los sonidos que escuchaban cuando estaban en el útero de la madre, por lo que estas interpretaciones musicales ayudan a tranquilizar el llanto de los recién nacidos.

Por otro lado, cuando los padres le cantan a sus hijos reducen el estrés que los afecta, por lo que también se benefician de las nanas.

Fortalecen la conexión entre padres e hijos

Cuando los padres le cantan melodías suaves a sus hijos mientras los miran directamente a los ojos, están practicando una forma perfecta de transmitir a los pequeños lo especiales que son. Asimismo, esta experiencia les permite a ambos acercarse mucho más, crear lazos afectivos y de confianza, así como de disfrutar de la mutua compañía.

Crean recuerdos perdurables de la infancia

Esos momentos en los que interpretas canciones de cuna para tu niño, se quedan grabados en su memoria como recuerdos gratos de su infancia. Estos recuerdos perduran durante muchos años en la mente de los pequeños, y pueden ser revividos al escuchar de nuevo las canciones.

Ayudan a los niños a desarrollar el lenguaje

Cuando los infantes escuchan las mismas expresiones musicales una y otra vez, les ayuda a desarrollar su lenguaje, a ampliar su léxico y a conocer un poco más el mundo.

Escuchar las mismas nanas repetidamente, resulta realmente apaciguador para los pequeños, al igual que ocurre cuando les lees algún cuento.

Mantienen la cultura entre generaciones

Las canciones de cuna se aprenden normalmente de boca en boca, dentro de las familias o amistades. Es así como estas pasan de una generación a otra, manteniendo y expandiendo ese lazo cultural que une a las personas, transmitiendo valores familiares y sociales, y compartiendo las tradiciones.

Es posible que los niños sigan escuchando en el colegio las mismas nanas que le cantas en casa, lo que les permitirá no solo participar en clases, sino también sentirse seguros al hacerlo. Son todos estos beneficios los que indican que las canciones de cuna son considerablemente importantes y buenas para los niños desde antes de que nazcan. Recuerda que el sentido de la audición se desarrolla por completo desde la semana número veintiséis del embarazo, por lo que es buena idea que comiences a cantarle desde entonces.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies